Skip to main content

Sonrisas que cuentan historias: Capturando la autenticidad de los niños

Estas son las fotografías más llenas de sinceridad, donde una sonrisa y una mirada siempre cuentan una historia.

Nuestras sesiones se dividen en dos espacios, estudio con diferentes escenarios y exteriores campestres únicos.

Pasaremos un rato divertido. Dejaremos a los peques ser ellos mismos. Os animamos a participar para poder hacer fotos familiares, tened en cuenta que esto relaja mucho a los peques y se les olvida que estamos haciendo fotos. Es la mejor manera de que se lo pasen bien y se diviertan para obtener los mejores recuerdo.

Os asesoramos en cuanto a estilismos se refiere para poder sacar el máximo partido de la sesión.

Siempre antes de la sesión, la preparamos y os aconsejaremos un montón de cosas para que el reportaje nos queda chulísimo.

Aunque los niños siempre son lo más importante, los papas deberíais de participar y convertir la sesión de niños en un fantástico reportaje de familia.

Las sesiones para hacer un buen reportaje de niño como mínimo deben de durar entre una y dos horas, dependiendo sobre todo de la edad de nuestros protagonistas.

Contacta con nosotros si necesitas mas información

Traducir